Doble limpieza: la mejor rutina para tu rostro

Doble limpieza: la mejor rutina para tu rostro

¿Qué es exactamente la doble limpieza?

Se trata de una técnica que proviene de los rituales de belleza asiáticos. Y viendo la piel que tienen allí, ¡algo estarán haciendo bien! ¿Pero, en qué consiste? La doble limpieza consta de dos pasos para lavar muy bien el rostro con dos tipos de producto distintos: uno en base oleosa y otro en base acuosa. Su objetivo es limpiar la piel en profundidad, mejorar su textura y conseguir que esta pueda absorber de la mejor forma los tratamientos posteriores que apliquemos en ella.

Vamos por partes

Para hacer la doble limpieza necesitas dos tipos productos. En primer lugar, uno en base oleosa y luego otro en base acuosa. ¿Qué significa esto? Los productos en base oleosa suelen ser aceites desmaquillantes o bálsamos que consiguen arrastrar toda la suciedad (sudor, maquillaje y otras partículas), mientras que los productos en base acuosa son jabones, geles limpiadores o espumas. Sabrás que se trata de un producto acuoso cuando en su lista de ingredientes (INCI), el primero sea Aqua.

Una rutina paso a paso

¡Te enseñamos una rutina de doble limpieza completa con productos Kriim para que puedas ver en qué consiste detalladamente cada paso!

  • Paso 1: Aplica un bálsamo en base oleosa sobre tu rostro. En este caso, usaremos el Bálsamo Limpiador de Aceite de Jojoba Evolut nº10. Masajéalo sobre la piel seca, incluyendo el contorno de ojos, y luego enjuágalo con agua tibia para transformarlo en una leche cremosa hasta que desaparezca del todo. Con él, conseguirás desmaquillar y arrastrar toda la suciedad de tu piel dejándola hidratada gracias a las propiedades humectantes de los aceites de argán, arroz, coco y jojoba.
  • Paso 2: Es el turno del limpiador acuoso. Nosotros usaremos la Espuma Limpiadora Natural Evolut nº8, un limpiador facial sin SLSs ideal para todo tipo de pieles. Aplica una pequeña cantidad en la palma de tu mano, añade un poco de agua y enjabona durante unos segundos hasta que se produzca una ligera espuma. Luego, aplica el producto con los dedos sobre el rostro y frota suavemente evitando el contorno de los ojos. Aclara con agua.
  • Paso 3: Aunque no forme parte de la doble limpieza, después de lavar bien nuestro rostro es imprescindible aplicar un tónico para equilibrar el pH de la piel. El Tónico AHA Shiitake Evolut nº7 consigue reafirmar la piel y le devuelve la elasticidad gracias al extracto del hongo Shiitake, conocido como el elixir de la vida. Además, aumenta la síntesis de colágeno tipo I previniendo así el envejecimiento.

 

En conclusión, esta técnica de belleza asiática, además de retirar toda la suciedad de la piel de nuestro rostro, conseguir dejarlo libre de impurezas, saludable y reducir los puntos negros, dejará tu piel lisa y suave. Así que, no more drama! Con la doble limpieza, ¡tendrás una piel envidiable!

 

--------

 

Artículo escrito por: Sara, Content Creator y Community Manager de Kriim.


←  Volver a News