• Beneficios
  • 1. Limpia sin irritar piel ni ojos, pues no lleva sulfatos. Se basa en betaine y glucoside para limpiar la piel. Se trata de ingredientes surfactantes muy delicados, que se suelen encontrar en productos cosméticos naturales para bebés.

     

    2. Hidrata y equilibra la piel, gracias al aceite de arroz y el aloe vera, por lo que reduce la sensación de astringencia tras la limpieza. 

     

    3. Protege la piel de la polución, mediante el efecto que produce el extracto de café arábico. Estimula la síntesis de colágeno, elastina y glicosaminoglicanos, que ayudan a reparar la piel y contribuyen a potenciar la función barrera de la dermis.

     

  • Ingredientes principales
  • Cocamidopropyl betaine: Limpia sin resecar, potencia la formación de espuma, presenta una baja irritabilidad y reduce posibles irritaciones de otros surfactantes como los sulfatos, por eso se utilizan incluso en cosméticos para bebés.

     

    Arachidyl glucoside: Al igual que el cocamidopropyl, se trata de un co-surfactante, que limpia sin resecar, potencia la formación de espuma, presenta una baja irritabilidad y reduce posibles irritaciones de otros surfactantes como los sulfatos.

     

    Aceite de arroz: Es perfecto para un limpiador, porque hidrata sin ser un aceite graso. Sus propiedades calmantes y antiinflamatorias también ayudan reducir la sensación de astringencia del limpiador.

     

    Aloe Vera: Hidratante, calmante, cicatrizante y antiinflamatorio. Ayuda a calmar la piel y dejarla suave y nutrida tras la limpieza.

     

    Extracto de café arábico: Proviene de un arbusto originario de Etiopía con concentración suave de cafeína y una fuente rica de antioxidantes. Estimula la síntesis de colágeno, elastina y glicosaminoglicanos que ayudan a reparar la piel.

     

    Extracto de té verde: Parecido a la cafeína, estimulante de la microcirculación, ilumina y mejora el tono de la piel.

  • Modo de uso
  • Segundo paso de la doble limpieza.

     

    1. Aplicar una pequeña cantidad en la palma de la mano.

    2. Añadir un poco de agua para emulsionar.

    3. Enjabonar durante unos segundos hasta que se produzca una ligera espuma.

    4. Aplicar con los dedos sobre el rostro y frotar suavemente.

    5. Aclarar con agua tibia.

  • Lista de ingredientes
  • Aqua, Glycerin, Sodium Cocoyl Glutamate, Palmitic Acid, Stearic Acid, Cocamidopropyl Betaine, Propylene Glycol, Coco-glucoside, Hydrogenated Vegetable Glycerides Citrate, Coffea Arabica Seed Extract, Musa Sapientum Pulp Extract, Mangifera Indica Pulp Extract, Spondias Mombin Pulp Extract, Glyceryl Oleate, Xanthan Gum, Citric Acid, Phenylpropanol, Propanediol, Caprylyl Glycol, Sodium Hydroxide, Parfum, Benzyl Alcohol, Tocopherol, Potassium Sorbate, Sodium Benzoate.

    1. Limpia sin irritar piel ni ojos, pues no lleva sulfatos. Se basa en betaine y glucoside para limpiar la piel. Se trata de ingredientes surfactantes muy delicados, que se suelen encontrar en productos cosméticos naturales para bebés.

     

    2. Hidrata y equilibra la piel, gracias al aceite de arroz y el aloe vera, por lo que reduce la sensación de astringencia tras la limpieza. 

     

    3. Protege la piel de la polución, mediante el efecto que produce el extracto de café arábico. Estimula la síntesis de colágeno, elastina y glicosaminoglicanos, que ayudan a reparar la piel y contribuyen a potenciar la función barrera de la dermis.

     

    Cocamidopropyl betaine: Limpia sin resecar, potencia la formación de espuma, presenta una baja irritabilidad y reduce posibles irritaciones de otros surfactantes como los sulfatos, por eso se utilizan incluso en cosméticos para bebés.

     

    Arachidyl glucoside: Al igual que el cocamidopropyl, se trata de un co-surfactante, que limpia sin resecar, potencia la formación de espuma, presenta una baja irritabilidad y reduce posibles irritaciones de otros surfactantes como los sulfatos.

     

    Aceite de arroz: Es perfecto para un limpiador, porque hidrata sin ser un aceite graso. Sus propiedades calmantes y antiinflamatorias también ayudan reducir la sensación de astringencia del limpiador.

     

    Aloe Vera: Hidratante, calmante, cicatrizante y antiinflamatorio. Ayuda a calmar la piel y dejarla suave y nutrida tras la limpieza.

     

    Extracto de café arábico: Proviene de un arbusto originario de Etiopía con concentración suave de cafeína y una fuente rica de antioxidantes. Estimula la síntesis de colágeno, elastina y glicosaminoglicanos que ayudan a reparar la piel.

     

    Extracto de té verde: Parecido a la cafeína, estimulante de la microcirculación, ilumina y mejora el tono de la piel.

    Segundo paso de la doble limpieza.

     

    1. Aplicar una pequeña cantidad en la palma de la mano.

    2. Añadir un poco de agua para emulsionar.

    3. Enjabonar durante unos segundos hasta que se produzca una ligera espuma.

    4. Aplicar con los dedos sobre el rostro y frotar suavemente.

    5. Aclarar con agua tibia.

    Aqua, Glycerin, Sodium Cocoyl Glutamate, Palmitic Acid, Stearic Acid, Cocamidopropyl Betaine, Propylene Glycol, Coco-glucoside, Hydrogenated Vegetable Glycerides Citrate, Coffea Arabica Seed Extract, Musa Sapientum Pulp Extract, Mangifera Indica Pulp Extract, Spondias Mombin Pulp Extract, Glyceryl Oleate, Xanthan Gum, Citric Acid, Phenylpropanol, Propanediol, Caprylyl Glycol, Sodium Hydroxide, Parfum, Benzyl Alcohol, Tocopherol, Potassium Sorbate, Sodium Benzoate.

    Opiniones de los clientes

    Según 23 reviews ¡Escribe tu opinión!
    ×
    ¡10% DE DESCUENTO EN TU PRIMERA COMPRA CON EL
    CÓDIGO KRIIM10!