Kriim eres tú

Kriim eres tú

¿Alguna vez te has preguntado cómo se crea un nuevo producto? ¿De dónde sale la idea? ¿Quién decide qué se lanza y qué no?

Mayoritariamente, estas decisiones las toman las propias marcas que venden los productos. Pero, ¿estamos delante de un error? Quizás sea el mismo cliente quien debería hacerlo, ¿no?

Después de casi tres años en el sector de la cosmética hemos llegado a la conclusión que:

  1.     Calidad no significa caro
  2.     Natural y efectividad pueden ir de la mano
  3.     El motor de una marca es siempre la comunidad.

Pasamos a un modelo donde la escucha activa y la cercanía son los pilares, y donde el cliente es quien tiene el poder de decidir qué crear. Siempre de la mano de la efectividad y la sostenibilidad.

Hoy en día, poner el cliente en el centro es un must en cualquier empresa. No estamos inventando la rueda y lo sabemos. Pero en Kriim lo llevamos al extremo. 

El cliente es y será nuestro ADN, nuestra bandera, nuestra razón de ser. 

¿Por qué? 

Porque es lo único que tiene sentido para nosotros. Y es lo único que debería tener sentido para el cliente.

Comprar aquello que sabes que está hecho para ti; y no aquello que crees que es mejor para ti.. 

 

¿Cómo lo estamos haciendo?

 

1. Escuchamos a la comunidad en todo lo que hacemos. Hacemos preguntas de manera abierta y directa, recogemos la información que nos llega de los diferentes canales y lo transformamos en ideas de mejora.

2. Construimos nuestro propio KriimLab para ser más ágiles y transparentes. Esto es lo que nos aporta tener laboratorio propio. Por ello, estamos construyendo uno para poder ser más rápidos a la hora de llevaros las soluciones a vosotros, nuestra comunidad.

3. Creamos un espacio íntimo con el cliente. Nos esforzamos en ofrecer ambientes confortables para que la comunidad pueda interactuar de manera personal, abierta y libre con la marca. / Invitamos a la comunidad a que pueda interactuar de manera personal, abierta y libre con la marca a través de espacios confortables.

Por ello, la pregunta que debes hacerte es: ¿quieres participar?

YOU ASK, WE LAB.


←  Back to News