¿Cómo conseguir una piel saludable sin salir de casa?

¿Cómo conseguir una piel saludable sin salir de casa?

Cuando estamos en casa tenemos más tiempo para hacer cosas, that’s a fact. Hablamos de tiempos de confinamiento como el que estamos viviendo ahora o de cualquier etapa de tu vida en la que tengas que pasar más tiempo en casa. ¿Qué pasa cuando no salimos? Nuestro cuerpo experimenta una falta de estímulos del exterior que provoca unas consecuencias en nosotros tanto a nivel físico como psicológico.

Está claro que echamos de menos quedar con amigos a tomarnos algo a una terraza, salir a probar distintos restaurantes o hacer excursiones y explorar nuevos lugares y esto puede que nos provoque algo de ansiedad. Pero no sólo nuestro cerebro sufre.

 

¿Cuáles son los factores que afectan a la salud de nuestra piel?

Nuestro cuerpo, ya sea dentro o fuera de casa, necesita un buen funcionamiento del organismo para estar saludable. Y la piel, es uno de los órganos que refleja este estado. Podríamos resumir los factores que afectan al estado de nuestro organismo y, por consiguiente, a nuestra piel, en 5: la alimentación, el sueño, el ejercicio, los agentes externos y los cosméticos que nos aplicamos en la piel.

Empecemos por la alimentación. ¿Qué papel tiene la piel aquí? Muy fácil, es la que se encarga de limpiar el organismo junto con otros órganos como el hígado, los riñones, los pulmones y los intestinos. Para tener una piel sana, hay que evitar los alimentos que puedan sobrecargar estos órganos de limpieza y basar nuestra alimentación en productos ricos en vitaminas, bajos en grasas saturadas y sobre todo en una dieta equilibrada. Aquí tenéis un artículo de la nutricionista y dietista Ana Amengual, en el que explica detalladamente cómo es una dieta equilibrada y propone un menú para el día.

Ahora, ¿qué hay sobre el sueño? Cuando dormimos las horas necesarias y descansamos bien, nuestra piel consigue eliminar todas las toxinas acumuladas durante el día además de regenerar de forma natural la dermis y fabricar de nuevo colágeno y elastina. Dicho de otra forma; al dormir bien, además de descansar psicológicamente, nuestra piel se ve más suave y tersa y evita los signos prematuros de envejecimiento. ¡Yo no me lo pensaría dos veces!

Aunque no debemos olvidar el ejercicio, imprescindible en nuestro día a día. Y no digo que os pongáis a hacer rutinas extremas de cardio o body combat a diario hasta que no podáis andar, sino simplemente ejercitar y estirar el cuerpo de forma regular con rutinas suaves de yoga o pilates. El deporte estimula la circulación sanguínea, y eso hace que la piel pueda recibir más oxígeno y nutrientes, hecho que favorece la eliminación de suciedad en la piel y consecuentemente conseguir una piel más limpia y luminosa.

He aquí la que quizás eches más de menos: el sol y el aire libre. No sólo los alimentos pueden aportarnos vitamina D, sino que el sol también lo hace. Se trata de un nutriente muy importante para el buen funcionamiento de nuestro organismo, por eso, siempre que tengamos un ratito podemos salir a nuestra terraza, ventana o balcón para que nos llegue ese rayo de sol tan deseado (¡y siempre con protección!).

Nuestra piel también necesita aire libre y limpio para oxigenarse. Pero todos sabemos que el aire de las ciudades está mayoritariamente repleto de suciedad ambiental, por lo que esta contaminación hace que las partículas se pegan a la piel y esta se ensucie. Cuando se ensucia, los poros se taponan y por lo tanto la piel no se puede oxigenar. Si nos quedamos en casa y no respiramos aire, pasa lo mismo.

 

Los mejores productos cosméticos para cuidar tu piel estos días en casa

Los cosméticos que nos aplicamos pueden mejorar considerablemente el estado de nuestra piel, aunque no debemos dejar de lado todos los otros factores mencionados. Entonces, ¿qué productos te recomendamos?

Para empezar, limpiar muy bien el rostro, a poder ser con la doble limpieza. En este artículo tienes toda la información sobre esta técnica coreana. Aunque, a modo resumen, consiste en limpiar la piel de rostro con un bálsamo oleoso para arrastrar toda la suciedad y luego con una espuma limpiadora en base acuosa para finalizar la limpieza profunda.

Otro de los tratamientos esenciales para detoxificar nuestra piel es la exfoliación. Para exfoliar la piel del rostro puedes aplicarte la mascarilla Evolut nº6, a base de polvo de cacao crudo y glicerina vegetal que ilumina, suaviza y purifica la piel. Para exfoliar el cuerpo, nuestra mejor opción es el exfoliante corporal a base de café y cáscara de almendra de Khoi o el saquito de sisal junto con una pastilla enriquecida de jabón, que puede servirte tanto para el cuerpo como para las manos y conseguirá eliminar las células muertas además de aportar nutrientes y aceites esenciales.

En resumen, ¡para lucir no hay que sufrir! Aunque no poder salir de casa pueda resultar frustrante, es el mejor momento para cuidarnos y mimarnos para que el organismo esté en forma y nuestra piel brille más que nunca :)


←  Volver a News